Un gozoso recorrido histórico. Concierto de Navidad

 

 

Esta semana la Orquesta Sinfónica de Bilbao estará acompañada por el coro de la Sociedad Coral, preparado por Enrique Azurza. Ambas formaciones, junto a la soprano Naroa Intxausti y al barítono José Antonio López y dirigidos todos por Johannes Debus, nos ofrecerán el ya tradicional Concierto de Navidad.

El jueves día 21, a partir de las 18:00 y en la Sala B Terraza, tendré el placer de comentar la música que interpretarán, en una charla de acceso libre con la entrada al concierto.

El repertorio programado supone una invitación a contemplar la evolución del lenguaje de la música, en un recorrido que abarca cerca de 250 años y que será ilustrado por cuatro hermosos ejemplos de otras tantas épocas principales: Barroco, Clasicismo, Romanticismo y Siglo XX.

 

OFM

 

El viaje dará comienzo por el momento más cercano a nosotros con Fratres, una de las primeras obras que Arvo Pärt concibió con la técnica que él mismo denomina tintinnabuli, aludiendo al efecto sonoro que provoca el tintinnabulum, pequeña campana o grupo de campanillas que, mecidas por el viento, tintinean de manera libre y al mismo tiempo unitaria.

 

Arvo Pärt

Arvo Pärt (Paide, Estonia, 1935)

 

 

Al hablar de Arvo Pärt, no en vano se invoca al “minimalismo espiritual” ya que, en su búsqueda de la integración de la polifonía y la melodía, de lo antiguo y lo innovador, del sonido y el silencio, de la vivencia y la creación, el compositor defiende que tintinnabuli es una técnica de composición, pero también una ideología que emana de su personal y profunda actitud ante la vida y de su búsqueda de la pureza, la verdad y la belleza que habitan en lo simple: “Lo complejo y multifacético sólo me confunde, y debo buscar la unidad. Todo lo que no es esencial, se va desprendiendo”.

Su lenguaje suena diáfano y busca la satisfacción de quien escucha: “Podría comparar mi música con la luz blanca, que contiene todos los colores. Sólo un prisma puede dividir los colores y hacer que aparezcan; ese prisma podría ser el espíritu de quien escucha”.

 

En este enlace pueden buscarse esos colores:

https://www.youtube.com/watch?v=eYgytiZMzRU

 

OFM

 

Arvo Pärt siente devoción por la música de Bach y reivindica que “hemos de permitirnos mirar al pasado para conseguir el progreso.“ Y a una relectura del pasado se lanzarán orquesta y coro en el attacca a la Cantata BWV 140 Wachet auf, ruft uns die Stimme,  de Juan Sebastian Bach.

 

Retrato de Bach en el Ayuntamiento de Leipzig

Juan Sebastian Bach (Eisenach, 1685 – Leipzig, 1750)

 

 

Bach escribió esta cantata en su periodo de kantor en Leipzig, para que fuera interpretada en la celebración del vigésimo séptimo domingo después de la Trinidad del año 1731, con la intención -como era su costumbre- de transmitir del modo más expresivo posible el mensaje religioso, de tal forma que las creencias y emociones llegaran a toda la comunidad de feligreses. Para ello, utilizó piezas destinadas al coro, que seguían la tradición polifónica renacentista del trenzado de voces, los recitativos -más o menos expresivos- para que la acción avanzara, las arias -para uno o varios solistas- en las que la música se recrea en la emoción que produce lo narrado y los corales -de hechura sencilla-, que Lutero incorporó al conjunto con la clara intención de acercar el espíritu de la Reforma a la comunidad y que ésta participara en la liturgia, cantando en conjunto y en su lengua materna. En esta cantata, Bach tuvo la habilidad de combinar una estructura coherente y sólida, producto del oficio, con su gusto por la simetría y con la variedad que proporciona el talento.

En el corazón mismo de la cantata, la orquesta mueve y da color a una música que arropa de forma deliciosa al cantus firmus o melodía principal, dando como resultado una extraordinaria fantasía coral. Podemos escucharlo aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=_1rUz0GM-NM

 

OFM

 

La segunda parte del concierto supone toda una celebración hecha música y dará comienzo con la Sinfonía nº 94 en Sol mayor de Joseph Haydn compositor que, sin haberlo inventado, dotó al género sinfónico de una estructura y una importancia tal que, a partir de él y hasta hoy, ha sido un excelente vehículo de comunicación del pensamiento musical.

 

 

Haydn

Joseph Haydn (Rohrau-Baja Austria, 1732 – Viena, 1809)

 

 

Haydn escribió esta sinfonía en la época feliz en que, ya lejos de las ataduras y la insatisfacción que le producía escribir música “conservando las composiciones para el uso exclusivo de Su Alteza”, pasó de la condición de criado más o menos distinguido en la corte de los Esterházy a actuar como un artista libre en una ciudad ávida de música como Londres. De hecho, su fama se extendió por toda Europa y la que hoy escuchamos pasó a ser una de sus más populares sinfonías.

En este enlace se puede escuchar el Andante, extraordinario ejemplo de la capacidad de Haydn para sacar chispas a un motivo absolutamente sencillo, casi pueril, que se presenta como una canzonetta y que, tras una repetición en eco suave, sorprende al auditorio con un golpe de timbal –de ahí la doble e indistinta denominación de “Sorpresa” o “Golpe de timbal” para esta sinfonía:

https://www.youtube.com/watch?v=4Cs_f3GupCo

 

OFM

 

Y el regocijo continuará en el cierre del concierto, que llegará con una tarjeta de Navidad en forma de cantata festiva. Vom Himmel hoch fue compuesta por un joven Felix Mendelssohn durante el invierno de 1830/31.

 

 

MENDELSSOHN

Felix Mendelssohn (Hamburgo, 1809 – Leipzig, 1847)

 

 

 

La cantata está basada en unos himnos de Lutero fechados en 1535 y que le fueron enviados por un amigo a Roma, donde pasaba una larga temporada antes de proseguir el viaje de estudios que su familia consideraba imprescindible como parte de su esmerada formación. En ella la música irrumpe a través del coro inicial que, invocando al mensajero de la Navidad, derrama desde lo más alto del cielo cascadas de notas anunciando gozos y dicha. La solidez del acompañamiento instrumental y la nobleza de la tonalidad de Do Mayor contribuyen a dar brillo a una partitura que irradia luz y esperanza:

https://www.youtube.com/watch?v=ThKsvdZhb_4

 

OFM

 

 

A modo de felicitación navideña, este concierto nos permitirá llevamos un grato recuerdo en forma de cuatro postales sonoras que reflejan la riqueza y la versatilidad de la música. Disfrútenlas y que sean anticipo de un 2018 saludable y gozoso para sus oídos.

 

Más información en:

https://bilbaorkestra.eus/conciertos/bos-7-2017/

 

 

 

 

Anuncios

Los Bach

Por fin ha llegado la Primavera, como siempre tan esperada y tan infiel (como viene, se irá). Pero aterriza bien acompañada por el recuerdo del nacimiento de Juan Sebastián Bach. Él vino para quedarse y dejó huella: en su música y en sus hijos, algunos de los cuales manifestaron talento y oficio.

Hoy recordamos aquí a Carl Philipp Emanuel Bach, ya que este año se cumple el tercer centenario de su nacimiento.

CPE BACH

Carl Philipp Emanuel Bach

Weimar, 8 de Marzo de 1714 – Hamburgo, 14 de Diciembre de 1788

Vivió una época menos brillante en la música que la de su padre, pero su obra está llena de energía y variedad (cultivó todos los géneros a excepción de la ópera, como Juan Sebastián). En este enlace se puede disfrutar su Concierto para violoncello en la menor:

http://www.youtube.com/watch?v=-tzLguU_2Dg

Estudió derecho en Leipzig (una de las razones por las que Juan Sebastián trasladó a su familia a esta ciudad fue la presencia de la importante universidad) y su vida profesional se repartió entre Berlín y Hamburgo.

En la primera de estas ciudades estuvo al servicio de Federico de Prusia, melómano incansable y notable intérprete de flauta. En esta imagen vemos al compositor acompañándole en su clavicordio Silbermann, instrumento de reciente creación y causante de que Juan Sebastián hiciera uno de los pocos viajes de su vida para probar la nueva sonoridad. A esta visita debemos el alumbramiento de la excelente Ofrenda Musical.

4DPict

Concierto de flauta en Sanssouci

El cuadro, pintado en 1852 por A. F. E. von Menzel, representa a Federico el Grande tocando la flauta en su cámara de música del palacio de Sanssouci, en Postdam, acompañado por Carl Philipp Emanuel Bach.

En Hamburgo gozó, además de sus ocupaciones profesionales, de una vida social intensa y fundamentada en sus relaciones con el mundo intelectual, que lo había recibido con los brazos abiertos dada su cultura, su afabilidad y el sentido de la hospitalidad heredado de su padre.

Contribuyó en ambas ciudades a favorecer el ambiente sociocultural y a desarrollar la vida musical de una ciudadanía cada vez más interesada y participativa. Para estos aficionados escribió gran cantidad de piezas de teclado y agrupaciones de cámara y gozó de las cosas bien hechas, aunque también sabía tolerar la mediocridad derivada del exceso de música que había de programar en Hamburgo.

Dignísimo hijo de su padre, fue admirado por Haydn y Beethoven. Supuso también un orgullo para su progenitor a quien recordamos hoy, en el día de su cumpleaños:

https://loscoloresdelamusica.wordpress.com/2013/03/21/juan-sebastian-bach/

Felicidades a todos. Por tener la música, por vivir la primavera.