Haendel. Feliz aniversario

Solo añadir “un año más” a la dilatada estancia de la música de Haendel -brillante y conmovedora; íntima y audaz- en este ruidoso planeta (¿se le oirá también en otros universos y constelaciones?). Aquí, lo disfrutamos con pasión, asombro y agradecimiento:

https://loscoloresdelamusica.wordpress.com/2013/02/23/georg-friedrich-haendel/

Buen día, hoy también, para disfrutar su música.

Georg Friedrich Haendel

Tal día como hoy, hace tan solo 328 años (indudablemente, el tiempo no ha envejecido su música), nació  Georg Friedrich Haendel.

Haendel

GEORG FRIEDRICH HAENDEL

Halle (Alemania), 23 de Febrero de 1685 – Londres, 14 de Abril de 1759

Compositor de oficio y audacia, volcó su imaginación sonora en diversos géneros. La música instrumental brilló (y brilla) bajo sus pautas y el género vocal se llenó de esplendor e interés con sus ideas. Supo llamar la atención de sus contemporáneos…

H en Covent Garden

Haendel tocando el órgano en el Covent Garden Theatre

…y de los que vinieron después (el exigente Beethoven lo veneraba):

H en el Romanticismo

Festival Haendel en el Palacio de Cristal (Londres), 1857

Su sentido de la modernidad hizo que, además de compositor, fuese empresario, lo cual lo llevo en ocasiones a la gloria…

H empresario

Pocos compositores-lacayos de la época podrían haber vestido semejante atuendo

…y en otras a la ruina, pero benefició a sus contemporáneos siendo uno de los primeros que acercó la música “culta” a la ciudadanía interesada. Los conciertos públicos (que ya se pueden rastrear en el Londres melómano y activo de finales del siglo XVII), se nutrieron de su impulso emprendedor, que le hizo estrenar un Oratorio, el espléndido Mesías, en un lugar profano:

Dublin

El Musick Hall en Fishacre Street, Dublin, donde fue estrenado El Mesías en 1742

Su dinamismo le llevó también a organizar gran cantidad de conciertos benéficos:

Benéficos

The Foundling Hospital, sede de actuaciones benéficas regulares de El Mesías a partir de 1750

Y como ejemplos de su pensamiento sonoro, la interpretación radiante de Renée Fleming en el Regocijo de El Mesías:

https://www.youtube.com/watch?v=nNt1Qj4MA6M

y la serenidad de la cálida Cecilia Bartolli, en la expresión de la seguridad que nos ofrece, tantas veces, la Naturaleza.

Ombra mai fu di vegetabile, cara ed amabile, soave più.
Nunca fue la sombra de una planta, más querida, amable ni suave.

https://www.youtube.com/watch?v=2_1UYs1FxAI

Hijo ejemplar del Barroco, periodo convulso, repleto de crisis económicas, espirituales y políticas (¿nos suena de algo?), que desplegó una estética basada en la expresión de los afetti o afectos humanos a través de las manifestaciones artísticas, Haendel consiguió producir un lenguaje musical de tal calidad que el paso del tiempo no ha conseguido erosionar su piel y lo recibimos pletórico y sin arrugas.

¿Recogeremos algún fruto de los tiempos actuales o nos resignaremos al páramo creativo e intelectual? Un ¡No! rotundo a esto último porque “más vale morir que perder la vida”.