¿Por qué amo a Schubert?

Él es poeta. Solo por eso le amaría, pero es también un sublime catalizador de sentimientos. Revuelve nuestras emociones y luego las ordena. Nos lleva de la travesura al abismo, de lo fugaz a lo profundo, de lo tierno a lo dramático. Sin avisar. Su música favorece la catarsis, o sea, el equilibrio. Su discurso cambia de tonalidad, transita del modo mayor al menor, del menor al mayor y vuelta a empezar, sin pasajes-puente. Con urgencia por llegar. Todo ello, como en un juego. ¿Sabría Schubert que no disponía de mucho tiempo?

Así fue su vida y así le recordábamos aquí hace un año. Con motivo también de su cumpleaños:

https://loscoloresdelamusica.wordpress.com/2013/01/31/franz-schubert/

Mis dedos llevan unas semanas enredando con el delicioso Impromptu en Mi bemol Mayor (que termina en un desolado mi bemol menor. ¡Qué osadía para la frívola Viena!).

Aquí se puede escuchar en las mágicas manos de Maria João Pires (a partir del minuto 11):

En la Escuela de Música “Andrés Isasi de Getxo” organizan desde hace unas cuantos años, un ciclo de conciertos con el nombre “Viaje de invierno-Neguko bidaia”, en recuerdo y homenaje al sublime, extraño y metafórico ciclo de canciones de Schubert sobre los poemas de su contemporáneo Wilhelm Müller. El enlace al programa de esta temporada aquí:

FOLLETO PROGRAMAS 2014

Hoy se cumplen 217 años del nacimiento en Viena de Franz Schubert. Felicidades a todos por la bendición de su música. Eterna.

Anuncios

Franz Schubert

Juventud, talento y música se entrelazan en un autor entregado a la composición y al disfrute de la amistad y del arte.

Schubert

Franz Schubert

Viena, 31 de Enero de 1797 – Viena, 19 de Noviembre de1828

Fue un poeta del sonido, capaz de pasar de un estado de ánimo risueño y lírico a otro teñido de nostalgia o de dolor, sin transición, como los verdaderos poetas.
Muchas acuarelas y grabados de la época recogen la imagen de Schubert rodeado de otros jóvenes: siempre haciendo música y saboreando la buena compañía.

schmid

Escena de una Schubertiada. Cuadro de Julius Schmid

Su inspiración sin límites se disfrutaba y valoraba en los círculos burgueses, que en la Viena del cambio de periodo (del clásico al romántico) se componía de profesionales liberales, profesores universitarios y artistas de toda índole: pintores, cantantes, poetas… Su obra estuvo a medio camino entre la corte y la sala de conciertos. Este fue su valor… y su ruina.

Moritz_von_Schwind_Schubertiade

Schubertiada en casa de Josef von Spaun. Dibujo de Moritz von Schwind

(Schubert aparece sentado al piano, junto al cantante Vogl)

Todos amaron y reverenciaron a un compositor que se entregó a la escritura y no a la interpretación (pese a ser un pianista más que notable). Tal vez por ello tenía que volver, de tarde en tarde, a la casa de su padre para ayudarle en sus tareas docentes (Schubert es uno de los primeros compositores de la historia de la música que no es hijo de músico; en su caso, lo es de maestro). Esto no satisfacía al compositor y lo alejaba de la plenitud que le proporcionaba la escritura. Pero necesitaba un techo bajo el que cobijarse y un sustento porque, pese a parecerlo, no todo era espíritu sonoro y juego…

Charada

Charada en Atzenbrugg. Obra de Leopold Kupelwieser 

(Schubert, cómo no, sentado al piano)

Como ejemplo más cercano a nosotros, de todo lo que simboliza Schubert: destreza, camaradería, juventud, frescura… vemos en este enlace a cinco superdotados de la interpretación, haciendo música de altísimo nivel: el cuarto movimiento del quinteto La trucha se basa en una serie de inspiradas variaciones sobre la canción del mismo nombre, que Schubert escribiera años antes. Pura delicia sonora:

Pero hacen, además, algo que no solo es compatible con el rigor y la calidad, sino también deseable: disfrutar de la actividad y de los “sufridos ensayos”:  

http://www.youtube.com/watch?v=n8fkyI5dZuE

Incluso con mucha guasa en el backstage:

http://www.youtube.com/watch?v=ymQqYEKnor4

¡Afortunados estos “cinco magníficos” y quienes tuvieron ocasión de escucharlos en directo!

Hoy celebramos en Bilbao el cumpleaños de Schubert con la BOS, que interpretará su música junto a la de Mahler, justo en el otro extremo del período romántico.

A las seis y media, en la charla previa al concierto, daremos unas pautas de escucha para disfrutar de estos poetas del sonido.

¡Feliz schubertiada!