Haendel. Feliz aniversario

Solo añadir “un año más” a la dilatada estancia de la música de Haendel -brillante y conmovedora; íntima y audaz- en este ruidoso planeta (¿se le oirá también en otros universos y constelaciones?). Aquí, lo disfrutamos con pasión, asombro y agradecimiento:

https://loscoloresdelamusica.wordpress.com/2013/02/23/georg-friedrich-haendel/

Buen día, hoy también, para disfrutar su música.

Anuncios

Juan Sebastián Bach

Un 21 de Marzo, hace hoy  328 años, nació Juan Sebastián Bach. Cada año nace la Primavera (aunque esta vez, según los expertos, el feliz y esperadísimo alumbramiento se ha adelantado al miércoles 20 de marzo, a las 12h 02m hora peninsular).

En esta imagen podemos asomarnos a su casa natal en Eisenach:

13_Bachhaus_Eisenach_Componirstube Su mesa de trabajo

y el hermoso jardín:

8_Bachhaus_Eisenach_Garten

En una época en que las monarquías absolutas conducen a Europa al expansionismo y a las luchas por la hegemonía y las crisis, tanto económicas como espirituales (enfrentamientos entre protestantes y católicos), se traducen en una visión pesimista del mundo, las manifestaciones artísticas cristalizan en el llamado “estilo barroco”. En esta corriente estética,  la teoría de los affetti o “afectos humanos” sostiene que la Música puede transmitir sentimientos y afectar al alma del oyente.

Juan Sebastián Bach representa la cumbre musical del Barroco (junto con su contemporáneo Haendel).

Retrato de Bach en el Ayuntamiento de Leipzig

Juan Sebastián Bach (retrato de Haussman)

(Eisenach, 21 de Marzo de 1685- Leipzig, 28 de Julio de 1750)

Sus referentes vitales fueron la familia y la fe.  El mismo hizo un exhaustivo árbol genealógico buscando sus raíces, en el que llega hasta un antepasado molinero que, mientras trabajaba, tocaba la cítara. Tuvo que huir a la región de Turingia por motivos religiosos y es con él, según Juan Sebastián, con quien llegó a la familia Bach, la música y la fe religiosa.

Hijo, nieto, sobrino, hermano y padre de músicos, tenía como todos los Bach un fuerte sentido de responsabilidad familiar, que le llevó a ir cambiando de ciudad, en busca cada vez de mejores condiciones de trabajo, que le permitieran sacar adelante a su numerosísima familia y a los parientes o discípulos que, habitualmente, se alojaban en su casa.

Según Ana Magdalena, segunda esposa de Bach, “en casa el aire era música”.

Bachs_Familiy

La familia Bach haciendo música (Cuadro de Toby Edward Rosenthal)

Su último destino fue Leipzig donde se acomodó los últimos 27 años de su vida porque, pese a los continuos desencuentros con las autoridades de la ciudad, ésta le ofrecía una buena Universidad, en la que quería que estudiaran sus hijos. Su tarea aquí consistía en componer y organizar la vida musical en torno a la Iglesia de Santo Tomás y la de San Nicolás, preparar los conjuntos vocales e instrumentales y, cómo no, lidiar con la burocracia, no siempre sensible a sus peticiones. Aquí compuso su magnífica Pasión según San Mateo que fue estrenada en Santo Tomás un Viernes Santo.

Statue_of_J_S__Bach_in_Leipzig

Estatua de Bach en Santo Tomás de Leipzig

Como para Bach la retórica es tan intencionada y su música está cargada de simbolismos, en una de las arias de este oratorio, que escuchamos en la voz de Christa Ludwig, acompañada por el hermosísimo obbligato de violín, Pedro suplica el perdón de Dios reiteradas veces, ya que también, una y otra vez, ha negado a su amigo Jesús:

Ten piedad de mí, Dios mío, advierte mi llanto.

Mira mi corazón y mis ojos que lloran amargamente ante Ti

¡Ten piedad de mí!

http://www.youtube.com/watch?v=x2XUaCWezRY

El otro pilar de su vida y su obra  fue la fe inquebrantable, que le hacía dedicar toda su música (religiosa y profana) “a la sola Gloria de Dios”, por eso encabezaba sus autógrafos con el acróstico SDG (Soli Deo Gloria). Conozco a quien dice que, sin duda, Dios existe porque Bach escribía para El.

Volcó su inagotable talento y su oficio (que llevaba en la sangre) en la mayoría de géneros de la época con excepción de la ópera (solo porque no se lo pidieron en ninguna de las cortes para las que trabajó). Aún sin moverse apenas cien kilómetros a la redonda del lugar en el que había nacido, estudió con entusiasmo todos los estilos musicales de su época, admirando la expresividad melódica de los italianos, el refinamiento estético de los franceses y la escritura armónico-contrapuntística del lenguaje centroeuropeo que, sin duda, elevó al paraíso de las musas.

Se puede apreciar en el inigualable Concierto para dos violines en re menor:

http://www.youtube.com/watch?v=4JG8KkWhsiY

Fue un excelente intérprete de varios instrumentos de cuerda con arco y de cualquier instrumento de teclado, cuyo mecanismo además conocía en profundidad, hasta el punto de poder repararlos.

Escuchamos aquí alguna de las excelsas Variaciones Golberg en la singular interpretación de Glenn Gould:

http://www.youtube.com/watch?v=g7LWANJFHEs

Muchos compositores han admirado su talento, hasta el punto de rendirle homenaje en su propia música, desde Mozart a Anton Webern, pasando por Beethoven, Brahms, Mendelssohn y tantos otros.

También ha fascinado a artistas de otros lenguajes, como a Eduardo Chillida que, en su discurso de ingreso en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando leyó, entre otras, estas palabras:

Juan Sebastián Bach      

Moderno como las olas.

Antiguo como la mar.

Siempre nunca diferente.

Pero nunca siempre igual.

Chillida Leku se inauguró con música de las Suites para violoncello solo, que tanto gustaban al artista. Aquí el Preludio de la nº 1 en la versión de Mischa Maisky:

http://www.youtube.com/watch?v=S6yuR8efotI

Disfrutaremos de la Primavera los 92 días y 18 horas que, según dicen los entendidos, va a durar. La música de Bach, la gozaremos siempre.

Georg Friedrich Haendel

Tal día como hoy, hace tan solo 328 años (indudablemente, el tiempo no ha envejecido su música), nació  Georg Friedrich Haendel.

Haendel

GEORG FRIEDRICH HAENDEL

Halle (Alemania), 23 de Febrero de 1685 – Londres, 14 de Abril de 1759

Compositor de oficio y audacia, volcó su imaginación sonora en diversos géneros. La música instrumental brilló (y brilla) bajo sus pautas y el género vocal se llenó de esplendor e interés con sus ideas. Supo llamar la atención de sus contemporáneos…

H en Covent Garden

Haendel tocando el órgano en el Covent Garden Theatre

…y de los que vinieron después (el exigente Beethoven lo veneraba):

H en el Romanticismo

Festival Haendel en el Palacio de Cristal (Londres), 1857

Su sentido de la modernidad hizo que, además de compositor, fuese empresario, lo cual lo llevo en ocasiones a la gloria…

H empresario

Pocos compositores-lacayos de la época podrían haber vestido semejante atuendo

…y en otras a la ruina, pero benefició a sus contemporáneos siendo uno de los primeros que acercó la música “culta” a la ciudadanía interesada. Los conciertos públicos (que ya se pueden rastrear en el Londres melómano y activo de finales del siglo XVII), se nutrieron de su impulso emprendedor, que le hizo estrenar un Oratorio, el espléndido Mesías, en un lugar profano:

Dublin

El Musick Hall en Fishacre Street, Dublin, donde fue estrenado El Mesías en 1742

Su dinamismo le llevó también a organizar gran cantidad de conciertos benéficos:

Benéficos

The Foundling Hospital, sede de actuaciones benéficas regulares de El Mesías a partir de 1750

Y como ejemplos de su pensamiento sonoro, la interpretación radiante de Renée Fleming en el Regocijo de El Mesías:

https://www.youtube.com/watch?v=nNt1Qj4MA6M

y la serenidad de la cálida Cecilia Bartolli, en la expresión de la seguridad que nos ofrece, tantas veces, la Naturaleza.

Ombra mai fu di vegetabile, cara ed amabile, soave più.
Nunca fue la sombra de una planta, más querida, amable ni suave.

https://www.youtube.com/watch?v=2_1UYs1FxAI

Hijo ejemplar del Barroco, periodo convulso, repleto de crisis económicas, espirituales y políticas (¿nos suena de algo?), que desplegó una estética basada en la expresión de los afetti o afectos humanos a través de las manifestaciones artísticas, Haendel consiguió producir un lenguaje musical de tal calidad que el paso del tiempo no ha conseguido erosionar su piel y lo recibimos pletórico y sin arrugas.

¿Recogeremos algún fruto de los tiempos actuales o nos resignaremos al páramo creativo e intelectual? Un ¡No! rotundo a esto último porque “más vale morir que perder la vida”.