¿tiene color la música?

 

 

Hay muchas palabras que vinculan el mundo sonoro con el visual y, en ocasiones, con el pictórico: tonalidad, color armónico, dibujo melódico, textura, densidad, altura…Muchas imágenes sonoras evocan imágenes visuales, o a la inversa.
Quizá sean los colores de la Música, los que escuchamos gracias a la imaginación sonora de tantos creadores y el buen sentir y hacer de quienes la interpretan con calidad y pasión. Gracias infinitas a todos.

 

La imagen de cabecera de este cuaderno virtual, aunque gris, evoca colores: los de la música que sonaba en alguno de los salones bilbaínos a principios del siglo XIX. En esta época el talentoso compositor y violinista Juan Crisóstomo Arriaga sonorizaba junto a otros melómanos profesionales y aficionados, una ciudad, Bilbao, que no ha dejado de amar la música y de practicarla. También realizó este dibujo a pluma, fechado el 20 de Setiembre de 1817 -solo contaba 11 años- en el que incluye unos versos que dedicó a Luisa de Torres-Vildósola, la jovencísima pianista que aparece de frente en la imagen (por cierto, él también nos mira, sin dejar de tocar su violín).

¡Qué pletóricas estaban las musas en aquel entonces!

 

 
Y en este presente (y parece que próximo futuro), que unos pocos se empeñan en que sea gris oscuro o negro para muchos, ojala que la buena música, música eterna, coloree nuestro paisaje diario porque, como bien decía Claudio Abbado, destacadísimo director de orquesta e impulsor de la educación musical, “la cultura engendra riqueza económica y no al revés” (me encanta, aunque nada más sea, haber compartido con él fecha de cumpleaños).

 

 

 
Mercedes Albaina

 

 

 

 

Anuncios

Entradas recientes

Ella Fitzgerald

 

 

Nació tan solo unas semanas después de que en Rusia estallara la revolución que hizo caer al último imperio (tangible) en Europa y unos días antes del estreno de Parade, paradigma de la modernidad y de la confluencia de genialidades, con Satie, Cocteau, Picasso y Diaghilev haciendo sonoras y visibles sus fuerzas creativas. ¡Qué convulso y rico en música nacía el Siglo XX!

 

 

eLLA

Ella Fitzgerald (Newport News-Virginia,  1917 – Beverly Hills,-California, 1996)

 

 

Dotada de una voz prodigiosa, cálida, clara y de amplísimo rango, a su versatilidad melódica se unió su interés por una diversidad de estilos que incluye el blues, el swing, el gospel, la samba, la bossa nova o el pop. Su fascinante manejo del scat –improvisación vocal sin letra en la que alcanzó máxima agilidad y perfección- era connatural a ella y cuando le preguntaban por su pirotecnia sonora contestaba con la humildad que caracteriza a la grandeza:

“Solamente trato de hacer lo que hacen las trompetas de la banda.”

 

Lady Ella fue, junto con Sarah Vaughan y Billie Holiday, una de las cantantes que más importancia tuvo en el desarrollo del lenguaje jazzístico, lo que conlleva un mérito doble ya que su formación de origen autodidacta tenía como excepción el único magisterio que Ella reconoció: el de las Broswell Sisters, a quienes la cantante escuchaba por la radio e imitaba con rendida admiración. ¿Cuál es entonces su secreto? No hay otra respuesta posible: su sentido de la música.

 

OFM

 

De familia desestructurada, Ella empezó a cantar y bailar por las calles de Harlem acompañada de su primo, que recogía en un sombrero las monedas que algunos transeúntes asombrados les daban. Un día echó a suertes con sus amigas la participación en un concurso para principiantes. Según sus palabras:

“Quería presentarme como bailarina, pero en el último momento casi me obligaron a cantar, de modo que canté. Así comencé a ganar todos los concursos.”

 

Ella había cruzado el Rubicón con éxito y en la otra orilla le esperaba una larga e intensa carrera en la que compartió escenario con estrellas como Louis Armstrong, Duke Ellington, Benny Goodman, Frank Sinatra, Count Basie, Abbot y Costello y muchos otros.

 

En 1955 la cantante visitaba Los Ángeles y quería cantar en el Mocambo, local de moda y famoseo que podía ser un buen punto de proyección para su carrera. Pero en el Mocambo no  querían contratar a Ella. Al parecer, no encajaban en el club ni su música ni el color de su piel. Pero su hada madrina revoloteaba por allí y se materializó en la llamada de teléfono que Marilyn Monroe hizo al dueño de la sala: “Siempre que Ella Fitzgerald cante en el Mocambo, yo estaré en primera fila.”

En una entrevista de 1972 Ella afirmó:

“Después de aquello nunca volví a cantar en pequeños clubes de jazz. Marilyn fue una mujer inusual y adelantada a su tiempo, aunque ella no fuese consciente.”

 

Ella & Marilyn

Ella Fitzgerald y Marilyn Monroe, 1954

 

Qué grandes fueron las dos, que aún nos hace disfrutar su talento.

 

OFM

 

Este año se han cumplido cien de su nacimiento y una voz así es un regalo. Por eso, mi deseo de un 2018 saludable, interesante y cálido para el corazón va acompañado de este himno que, habiendo salido en el siglo XVIII de la pluma de Charles Wesley, pasó por diversas manos entre las que se encuentran las del talentoso Felix Mendelssohn. En este enlace nos lo regala Ella Fitzgerald:

https://www.youtube.com/watch?v=z4y7J8rSCYA

 

¡Oid! Los ángeles mensajeros cantan “Gloria al rey recién nacido;

La paz en la tierra y la misericordia apacible, Dios y los pecadores reconciliados”

Todas las naciones se levantan alegres, Únete al triunfo de los cielos

Con el anfitrión angelical proclamar “Cristo nació en Belén” 

¡Oid! Los ángeles mensajeros cantan

“Gloria al rey recién nacido”

 

 

¡Por un 2018 repleto de Música! Disfrútenlo.

 

 

  1. Un gozoso recorrido histórico. Concierto de Navidad 1 Respuesta
  2. Revisitando a Beethoven Deja un comentario
  3. El OFM premiado en los Programas Universitarios para Mayores 3 Respuestas
  4. La música de cerca. Ciclo de conferencias BOS-Museo de Bellas Artes 2017-2018 4 Respuestas
  5. Alberto Urretxo y la magia del sonido 1 Respuesta
  6. En buena sintonía. Memoria de la música vasca 1 Respuesta
  7. Antonio Oyarzabal, The Inner Child. 1 Respuesta
  8. La voz y la orquesta. Concierto de la BOS Deja un comentario
  9. Bilbao Arte Sacro 2017 Deja un comentario