Entre el color y el sentimiento: Schumann, Bartók y Guinovart

 

Los próximos 19 y 20 de marzo, la Orquesta Sinfónica de Bilbao y el excelente cellista Julian Steckel, interpretarán el delicioso y sentido Concierto para violoncello de Robert Schumann, dirigidos todos por el nuevo director titular de la orquesta, Erik Nielsen. La BOS tocará, además El lament de la terra, de Albert Guinovart y el inigualado Concierto para orquesta de Béla Bartók.

La sesión comenzará a las 19:30 hs, gracias a la acertada iniciativa puesta en marcha esta temporada de adelantar la hora de inicio, lo que, como dice una querida amiga, nos permite celebrar después lo bien que hace música esta gente (compositores e intérpretes, matizo yo). Dado que el concierto forma parte del Abono Iniciación, el jueves 19 entre las 18:00 y las 19:00, en la sala B Terraza del Palacio Euskalduna, tendré el gusto de comentar las obras del programa, en una charla de acceso libre con la entrada al concierto.

La velada se abrirá con la obra de un músico de nuestro tiempo, pero que tiene en común con los de épocas pasadas el hecho de ser intérprete y compositor. Rara avis hoy día.

4-GIOrquestra-Albert-Guinovart-1024x682 (2)

Albert Guinovart (Barcelona, 1962)

 

 

El lament de la terra es fruto de un encargo de la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña y hace una doble cita a La canción de la Tierra de Gustav Mahler, al comenzar con el compás inicial de esta obra del músico de Bohemia y por el guiño en el título. En palabas de Guinovart, la obra “es una especie de poema sinfónico influenciado por la alarmante sequía que sufrimos en 2008 y por las noticias del cambio climático que nos amenaza”. Aunque no está dividido en movimientos, se distinguen en él tres secciones temáticas que nos transportan desde el dramatismo de los tiempos actuales, “no sólo desde la óptica del hombre, sino también desde la naturaleza”, recogido en la primera y más larga, hasta la tercera que es un canto a la esperanza en un futuro mejor. De esta manera, nos brinda un deseo optimista: “el hombre creativo se impone al destructivo”.

Entre otras cosas, las críticas dijeron de ella esto: “Es una pieza brillante que busca complacer al público y lo consigue plenamente” y también que a Guinovart “no parece abrumarle otro compromiso más que con lo bien hecho, ni barreras que romper, más que la de alcanzar la mayor expresión posible”.

Si alguien quiere asomarse al quehacer de este compositor y pianista catalán, puede echar un vistazo en su página web:

http://www.albertguinovart.com/

 

Después escucharemos a un músico-poeta,  a través de un instrumento que canta y conmueve.

Robert Schumann

Robert Schumann (Zwickau-Sajonia, 1810-Endenich, 1856)

 

 

En el Concierto para violoncello Op 129 en la menor, Schumann renunció a un planteamiento meramente virtuosístico del instrumento, entendido el término desde la perspectiva de la superficialidad y aun así, o quizá precisamente por ello, es una obra maestra. Schumann prefirió descubrirnos la amplia paleta de colores tímbricos y sentimentales que caben en la voz del violoncello. Decidió entretejer lazos entre todos los instrumentos presentes en escena, regalándonos su inspiración más poética y su inequívoca y leal búsqueda de lo que para él fue “la verdad y la pureza de la música”. El marco orquestal apoya, refuerza, acompaña o mece a un instrumento que los románticos redescubrieron en su faceta más profunda y sensible, y que Schumann convirtió en cantor y poeta, a través de algunas de sus melodías más inspiradas.

En este enlace podemos escuchar el primer movimiento en la interpretación de la nunca suficientemente llorada e irrepetible, Jacqueline Du Pré:

https://www.youtube.com/watch?v=XVkiOor1I1Q&index=6&list=PL457D35D6A30C96CE

 

 

En cualquier caso, y por si alguien quiere tener cerca las prodigiosas manos que nos deleitarán esta semana, dando vida -una vez más- al concierto de Schumann, en este enlace podemos escuchar, contemplar y casi aspirar las motas de resina con que Julian Steckel impregna el arco de su violoncello (por cierto, la pianista no está nada mal):

http://www.juliansteckel.com/englisch/video.php?id=2

 

Y para concluir la tarde de música, la BOS nos propone el pensamiento de un compositor no siempre bien comprendido, pero músico de gran valía en sus varios perfiles: excelente pianista, riguroso investigador del folklore musical y compositor que supo dar nuevos aires a un lenguaje, el musical, en el que habían dejado huella imborrable tantos “grandes”.

12-o-bartok-mh-fffff

Béla Bartók

Nagyszentmiklós, Hungría -actualmente Sânnicolau Mare, Rumanía-, 1881

Nueva York, 1945

 

 

El Concierto para orquesta es una atractiva composición y verdadero reto para un conjunto sinfónico. La obra fue encargo del director de la Orquesta Sinfónica de Boston, Serge Koussevitzky, a un Bartók convaleciente en el hospital, gravemente enfermo y casi arruinado. Sin embargo, la iniciativa primera se la debemos al excelente violinista y compañero de escenario de Bartók en tiempos de bonanza, József Szigeti que, conociendo la precaria salud de su amigo y su lamentable situación económica, intercedió ante la fundación que presidía Koussevitzky.

Además de un regalo para el patrimonio musical del pasado siglo, el Concierto para orquesta fue una fuente de ilusión y aliento para el compositor, que lo concluyó en apenas ocho semanas. El estreno tuvo lugar el 1 de diciembre de 1944 en Boston, a cargo de sus promotores y solo unos meses antes de la muerte de Bartók.

Su título es justificado por el propio autor: “algunos instrumentos o grupos de instrumentos están tratados como concertantes o como solistas”. Por otro lado, su intención es crear un clima de progresión, “una transición gradual –al margen del humorístico segundo movimiento- desde la austeridad del primer movimiento y el lamentoso canto fúnebre del tercero, hacia la afirmación de la vida en el último”. Paradójico y ejemplar en alguien a quien la vida se le está escapando.

El uso extenso del cromatismo, el enorme talento en el manejo de los timbres y efectos de la orquesta y la variedad casi infinita de sus ritmos cambiantes, logran una sonoridad rica y plagada de colores.

En el enlace de más abajo, podemos escuchar la obra en el impresionante Monasterio de los Jerónimos de Lisboa, en la versión de unos intérpretes de lujo: la Orquesta Filarmónica de Berlín, dirigidos por otro intérprete-compositor: el maestro Pierre Boulez. Hacia el minuto 24’31” comienza el 4º movimiento, Intermezzo interrotto, en el que la quejumbrosa melodía en estilo popular y ritmo asimétrico que presenta el oboe, enlaza su encanto díscolo con un cálido y hermoso tema en las cuerdas. Más adelante, el clima se interrumpe con la vivacidad de una música de café que, siendo un guiño a la sinfonía Leningrado de Shostakovich, con los recursos instrumentales que le aplica Bartók suena a carcajada burlona. ¡Qué deliciosa forma de esparcir notas al aire!:

https://www.youtube.com/watch?v=wmr0raiouPM

 

Más información del concierto de la BOS, aquí:

http://www.bilbaorkestra.com/esp/concierto.php?id=611

 

Sin duda esta semana, en el patio de butacas del Euskalduna, revolotearán los colores de la música y el sentimiento de todos. Disfrútenlos.

 

 

 

Bilbao Ars Sacrum 2015

Del mismo modo que las flores a los árboles, cada año la música sacra llega a Bilbao. La Fundación Bilbao700 programa de nuevo el Festival que, desde 2004, lleva el nombre BAS Bilbao Ars Sacrum.

bas2015-portada

 

Entre el 18 y el 30 de Marzo nos ofrecen 8 conciertos en la Iglesia de la Encarnación, a un precio más que asequible.

La programación variada nos permitirá disfrutar de la puesta en música de la espiritualidad y el sentir religioso de diferentes culturas. Se rendirá homenaje a Santa Teresa de Ávila en el quinto centenario de su nacimiento o al compositor Valentín de Zubiaurre –padre de los pintores Valentín y Ramón- en el 101 aniversario de su fallecimiento. Podremos disfrutar de la deliciosa Petite Messe Solennelle de Rossini o de los tesoros musicales producto de nuestra fusión con América.

Las entradas pueden adquirirse ya en la sede de Bilbao700 -Plaza del Ensanche nº 11, 1ª planta-, de lunes a viernes entre las 10:30 a 18:30 hs. de manera ininterrumpida, o en la misma Iglesia de la Encarnación, una hora antes del inicio de cada concierto (algo no muy recomendable, dado el gran éxito que cada año tiene la iniciativa).

Más información en este enlace:

http://www.bilbao700.com/evento/bilbao-ars-sacrum-2015/

 

Con mis deseos de una Primavera excelente y llena de música. Disfruten de ambas.

 

 

Musika-Música 2015

Un año más –el decimocuarto-, la Fundación Bilbao 700 organiza el Festival Musika-Música como sustancioso aperitivo a la Primavera Musical bilbaína:

musika2015-fb

 

La cita tendrá lugar, como es costumbre, el primer fin de semana de marzo y en esta ocasión, se centrará en las figuras de los dos compositores que, con dialectos diferentes, llevaron el lenguaje de la música a un desarrollo y trascendencia sobrehumanos: Bach y Haendel. A ambos brindábamos un agradecido recuerdo en este cuaderno virtual:

Al reverenciado Bach:

https://loscoloresdelamusica.wordpress.com/2013/03/21/juan-sebastian-bach/

Al esplendoroso Haendel:

https://loscoloresdelamusica.wordpress.com/2013/02/23/georg-friedrich-haendel/

 

Este Festival de Música tiene su origen en ‘La Follee Journée’, de Nantes y por ello forma parte del circuito de ciudades donde se celebra este acontecimiento como son Tokio, Río de Janeiro y Varsovia. De todos modos, y desde hace unas cuantas ediciones, en Bilbao adquirió su particular estilo al adaptarse a las características propias de esta ciudad y, por ello, aparecen en su cartel intérpretes vascos y también otros procedentes del panorama español e internacional. Y, como es tradición, se creará un espacio de convivencia entre músicos profesionales, estudiantes e música y melómanos.

El programa completo se puede consultar aquí:

Programa M-M 2015

En esta edición, los conciertos a cargo de artistas profesionales serán 75 y las entradas se podrán adquirir a 6, 8 y 10 euros.

Todos los detalles se pueden consultar en este enlace:

http://www.musika-musica.net/2015/

 

¡Disfruten y que brillen el sol y la música!

 

 

Música y literatura

se encontrarán en Arrasate-Mondragón, el próximo domingo 22 de febrero.

Cartel 2

 

Euskadi Brass, será el anfitrión musical; Kirmen Uribe, el literario. Yo, por mi parte, pondré una “nota de color”.

Hace unos meses Euskadi Brass se presentó en sociedad, con mucha ilusión y el impulso que caracteriza su naturaleza sonora. Lo saludábamos aquí:

https://loscoloresdelamusica.wordpress.com/2014/05/27/euskadi-brass-el-sonido-del-viento-metal/

 

Y con la misma energía con que mueven el aire y lo llenan de colores, el día 22 establecerán vínculos entre niños y adultos, entre profesionales y estudiantes, entre instrumentistas talentosos e instrumentistas esforzados, entre música y literatura.

Al finalizar el día, concierto con obras de Glinka, Debussy, Elgar, Bacharach, Copland, Hazel, Farkas Ferenc, Pérez, Tomasi y Ravel.

 

Adjunto el programa completo, en el que se presentan las actividades -talleres, exposición, conciertos- para todas las edades y en diversas ubicaciones de la Villa:

Programa

Las inscripciones han de hacerse online, en la web de Euskadi Brass:

http://www.euskadibrass.com/

 

Es esta una buena razón para disfrutar de ambas manifestaciones artísticas y, si la atmósfera es propicia, dar un paseo por los alrededores y gozar de una buena mesa. Acciones todas, que enlazan muy bien.

Y recuerden: “las palabras se las lleva el viento…”

 

 

 

Usandizaga, Brahms y Schumann. En recuerdo y agradecimiento

Los próximos 5 y 6 de Febrero, la Orquesta Sinfónica de Bilbao, con Carolina Kurkowski al violín y Teresa Valente al violoncello, interpretarán el Concierto para violín y violoncello de Johannes Brahms, dirigidos todos por Kirill Karabits. La BOS tocará, además Dans la mer, de José María Usandizaga y la Sinfonía nº 2 en Do Mayor de Robert Schumann.

José María Usandizaga, como tantos compositores de su época, fue a buscar formación a una de las ciudades de referencia en la música europea del momento: París, a donde llegó en 1901, siendo apenas un adolescente. Tres años más tarde arribaron Jesús Guridi y Resurrección Mª de Azkue, con quienes trabó una entrañable amistad. Su ilusión era aprender las técnicas de composición con las que más tarde introducir la música vasca, con sus características idiomáticas propias, en el deslumbrante panorama europeo de principios del siglo XX.

USANDIZAGA

José María Usandizaga (Donostia-San Sebastián, 1887 – Donostia-San Sebastián, 1915)

 

Dans la mer Op 20 es un poema sinfónico compuesto en 1904 por un jovencísimo muchacho que aún se estaba formando, pero denota madurez musical y una técnica muy bien aprendida; sin embargo, no hay constancia de que fuera estrenado en su momento.

Usandizaga escribió en la partitura original un texto que inspira la música y pretende orientar nuestra imaginación. Nos habla de un mar seductor y traicionero que “mece dulcemente el cariño de dos enamorados”, les asusta y les engaña entre anuncios de tormentas y emociones “sobre el suave oleaje”. Al final, “la terrible tempestad interrumpe definitivamente la ternura”. Los gritos de los enamorados se ahogaron dans la mer y la voz de Usandizaga se apagó demasiado pronto.

Este año 2015, conmemoramos el primer centenario del fallecimiento de un joven compositor que, por desgracia, no pudo siquiera atisbar la edad madura.

En esta fotografía le vemos feliz, regateando en la bahía de La Concha hacia 1910:

regateando

 

Aquí, una imagen de su cortejo fúnebre, con la orquesta a las puertas del Teatro Victoria Eugenia:

CORTEJO

 

A continuación, saldremos a flote de ese mar de notas para sumergirnos en el universo sonoro de Brahms.

BRAHMS

Johannes Brahms (Hamburgo, 1833-Viena, 1897)

 

El Concierto para violín, violoncello y orquesta en la menor Op 102, última gran obra sinfónica de Brahms, fue concebido en Agosto de 1887, durante el segundo de los tres veranos que pasó en Hofstetten, en el lago suizo de Thun, sugerente en esta imagen:

lago-thun

 

Los veraneos de Brahms en lugares paradisíacos en los que “todo produce la emoción de un canto absoluto”, reconfortaban su espíritu y nutrían su pensamiento musical; por ello, el reto de concebir una obra de tal envergadura fascinó al compositor y se vio alimentado por el deseo de reconciliarse con su querido amigo, el violinista Joseph Joachim, de quien se había distanciado a causa de la disparidad de opiniones sobre la vida matrimonial de éste. Cuando, como hacía con frecuencia, escribió a Clara Schumann anunciando su nueva obra, le dijo que se trataba de una “idea feliz”. Y la felicidad de Brahms se multiplicó cuando dirigió el estreno en Octubre de 1887 en Colonia, con Joseph Joachim al violín y Robert Hausmann al violoncello.

 

Cerrará la tarde la música de Robert Schumann que, siendo hijo de un librero culto y sensible, tuvo desde niño a su alcance un universo literario que leyó con avidez. Poesía, cuentos fantásticos, novelas románticas… alimentaron su febril inquietud y no lograban saciar su apetito de estímulos que eran para él como “aliento de vida”. Con veintiocho años, escribió una encendida carta Clara Wieck –más tarde Clara Schumann-, en la que confiesa “cómo le afecta todo lo que sucede en el mundo: la literatura, la política, la gente…” y su anhelo por expresar sus sentimientos y “transmutarlos en música”.

SCHUMANN

Robert Schumann (Zwickau, 1810 – Endenich-Bonn, 1856)

 

Schumann, que había volcado su creatividad primera en el instrumento romántico por excelencia, el piano, a través del cual expresó de manera inigualable su agitación, su originalidad, su sensibilidad poética y su inquebrantable amor por Clara, se asomó -al fin casado- y con la mente sobrecargada de ideas, al universo sinfónico. Su Sinfonía nº 2 en Do mayor Op 61, fue escrita en menos de un año y estrenada en Noviembre de 1846, por la Orquesta de la Gewandhaus de Leipzig, bajo la dirección de Félix Mendelssohn.

Aquí, una imagen de Robert con Clara cuyo espíritu revoloteará, por dos veces, en el aire de la tarde:

CLARA Y ROBERT

 

A ella dedicamos un recuerdo hace unos meses:
https://loscoloresdelamusica.wordpress.com/2013/09/13/clara-wieck-schumann/

 

El concierto comenzará a las 19:30 y dado que forma parte del Abono Iniciación, el viernes 6, entre las 18:00 y las 19:00 y en la sala B Terraza del Palacio Euskalduna, tendré el gusto de comentar las obras del programa, en una charla de acceso libre con la entrada al concierto.

Más información, en este enlace:

http://www.bilbaorkestra.com/esp/concierto.php?id=608

 

Desde aquí, un recuerdo nostálgico para el prodigio donostiarra malogrado y nuestro melómano agradecimiento a los tres compositores y a los intérpretes que darán vuelo a las partituras.

 

 

 

Ciclo de conciertos en Getxo

Una vez más –la séptima ya- la Escuela de Música “Andrés Isasi de Getxo” organiza el ciclo de conciertos Viaje de invierno-Neguko bidaia, en recuerdo y homenaje al sublime, extraño y metafórico ciclo de canciones de Schubert sobre los poemas de su contemporáneo Wilhelm Müller.

NB

 

La música del ciclo se escuchará a lo largo de seis sábados consecutivos, a partir del 17 de Enero, en el Auditorio de la Escuela de Música y cada cita tendrá lugar a las 19:30 hs. Estas son las coordenadas de la Escuela:

C / Las Mercedes, 6 – Las Arenas. Tf. 94 464 60 11

 

La programación, variada en estilos y timbres, se puede consultar en este enlace:

PROGRAMA NB 2015

Las entradas se pueden adquirir en la Escuela de Música, a un precio de 5 € por concierto y con posibilidad de obtener un abono para todo el ciclo por 25 €.

 

Una de las citas coincide con el aniversario del nacimiento de Schubert, a quien recordábamos aquí hace un par de años:

https://loscoloresdelamusica.wordpress.com/2013/01/31/franz-schubert/

 

Disfruten un ciclo que celebra al compositor de la eterna juventud. Con los colores de tanta música…

 

Regocijo, alabanza y celebración. Mozart y Mendelssohn.

Los próximos 18 y 19 de Diciembre, la Orquesta Sinfónica de Bilbao y el coro de la Sociedad Coral de Bilbao, instituciones señeras de la ciudad, junto con la soprano Marta Matheu, la mezzosoprano Maite Arruabarrena y el tenor Maximilian Smittt, dirigidos todos por Víctor Pablo Pérez, interpretarán el tradicional concierto de Navidad.

Este año escucharemos el pensamiento sonoro de Mozart y Mendelssohn.

Wolfgang Amadeus Mozart (Salzburgo, 1756-Viena, 1791) convierte el alborozo en música en el motete Exsultate, Jubilate KV 165, que escribió en Milán en 1773 pensando, como siempre lo hacía, en proporcionar a una voz concreta la posibilidad de lucimiento y brillo.

W.A. Mozart

Mozart en Verona. Retrato de Saverio dalla Rosa (alrededor de 1770)

 

En este caso el receptor de la composición fue el prestigioso castrato Venancio Rauzzini, admirado por Mozart por su capacidad vocal y musical (era también compositor) y verdadero ídolo de su tiempo, que había participado en el estreno en el Teatro Regio Ducal, el año anterior, de la ópera Lucio Silla del jovencísimo Mozart. En la actualidad esta composición para orquesta y voz solista se interpreta habitualmente por sopranos.

La escritura de esta breve partitura religiosa tiene mucho en común con las arias de ópera de Mozart, en las que el valor de la instrumentación supera el mero acompañamiento de lo vocal, para realzar el significado del texto y su expresión más profunda. Encanto y gozo en el Allegro inicial, breve recitativo para exponer la esperanza por la Natividad, hondo lirismo en el exquisito Andante y, prácticamente sin interrupción, la voz ilumina el exultante Aleluya, en un juego de júbilo y coloratura, que resulta brillante broche para cerrar la feliz composición.

En este enlace se puede escuchar a la jovencísima Julia Lezhneva, a quien no hace mucho escuchamos por estos lares. Frescura y lozanía para una música que no envejece:

https://www.youtube.com/watch?v=DlIPyey3_YY

 

 

Félix Mendelssohn (Hamburgo, 1809-Leipzig, 1847) es uno de los músicos más completos de todos los tiempos: compositor inspirado, excelente pianista, director de orquesta (dirigió la, al día de hoy, magnífica orquesta de la Gewandhaus de Leipzig entre 1835 y 1847), entusiasta dinamizador de la música de su tiempo, programador comprometido con la herencia musical del pasado, didacta impulsor del conservatorio de Leipzig. Tenía dinero, prestigio e influencia y esto no le hizo perder nunca su rectitud, su coherencia y su honestidad en las relaciones profesionales con sus colegas.

Felix Mendelssohn

Felix Mendelssohn Bartholdy. Retrato de Edward Magnus, 1846

 

El talentoso niño que creció en el seno de una familia ilustrada, adinerada y con inquietudes culturales y estéticas, encontró en su entorno más cercano una educación esmerada en muchas materias, mediante las enseñanzas de profesores cuidadosamente seleccionados y el estímulo de los viajes. Asimismo recibió una buena dosis de libertad para dedicarse a la música y desarrollar sin obstáculos sus elevadas dotes (afortunado Mendelssohn, afortunados nosotros). A él nos referimos en este blog en Febrero del año pasado:

https://loscoloresdelamusica.wordpress.com/2013/02/03/felix-mendelssohn/

 

La Sinfonía n º2 en Si bemol mayor, Op 52, Lobgesang (Canto de alabanza), es una sinfonía-cantata, escrita con la intención de conmemorar, en 1840, el cuarto centenario de la invención de la imprenta. Tuvo gran éxito en Leipzig (ciudad destacada en el ámbito editorial y promotora del encargo) y en otras ciudades alemanas de la talla musical de Berlín. Pero también lo tuvo en Inglaterra, país con el que el autor mantenía una excelente relación de mutuo afecto y consideración (en Birmingham la acogida fue apoteósica).

Mendelssohn ideó para la ocasión, una obra sinfónico-coral para dos sopranos, tenor, órgano, coro y orquesta. Él mismo hizo la selección de los textos de la Biblia (en su mayor parte salmos), que fundamentan el espíritu exultante y festivo de la composición y hacen que la obra tenga, también, el menos conocido apelativo de Festgesang (Canto de celebración), además de Gutenberg Cantata.

En este enlace nos asomamos a la amada y extraordinaria Gewandhaus-Leipzig de Mendelssohn, para escuchar parte del final de la obra:

https://www.youtube.com/watch?v=FnhAOk7RnFI

 

El concierto comenzará a las 19:30 y dado que forma parte del Abono Iniciación, el jueves 18 entre las 18:00 y las 19:00, en la sala B Terraza del Palacio Euskalduna, tendré el gusto de comentar las obras del programa, en una charla de acceso libre con la entrada al concierto.

Más información, en este enlace:

http://www.bilbaorkestra.com/esp/concierto.php?id=606

Disfruten la Navidad y la música.